05 mayo, 2011

Poético Esperanto (V): Kairos


Escritores locos dibujan sobre lienzos de aire,

preciosas palabras que juegan al son del don nadie

adicto al fugaz delirio hasta el último baile.


Deja que desaparezca por ese callejón

la extraña sombra que dicta lo que fuimos;

susúrrale al cuervo que Londres es sol,

más allá de la niebla donde nos perdimos.


Deja que te abrigue el calor

que libra de mala sangre a la tierra,

enterremos el congelador

y mandemos cualquier dolor

envuelto en olvido, a la puta mierda.


1 comentario:

  1. ¡Aqui te has sobrado niño! Me encanta ;)

    Rakel

    ResponderEliminar