07 noviembre, 2010

Lo que el tiempo no mata (II)

Intenta escalar hasta el eco de su orgasmo,

retén su mirada mientras coges impulso

y salta al abismo de lo que ya no será presente.

La caída es la odisea de saberte muerto,

el aterrizaje no saber si lo viviste despierto;

todo eso que nadie puede explicarse.

4 comentarios:

  1. "hasta el eco de su orgasmo"... bonita expresión! =) te seguiré la pista ;) un saludooo

    ResponderEliminar
  2. Gracias Patricia. Bonita no sé, pero el eco no siempre se apaga, eso seguro..

    ResponderEliminar
  3. El eco casi nunca se apaga ;)

    ResponderEliminar
  4. A veces sí eh!Aunque sólo sea un poquito jaj

    ResponderEliminar